Caribe mexicano, casa del rey del mar: tiburón ballena

01 septiembre 2018 / By alpitty25

No hay pez más grande en el océano que el tiburón ballena; y Quintana Roo se convierte en su hogar de mayo a septiembre, cuando buscan aguas tibias y alimento abundante.

De 2005 a la fecha, el arribo del tiburón ballena se ha convertido en un atractivo turístico fuerte en la región, que ha generado año con año una importante derrama económica, especialmente a prestadores de servicios de tours que parten de Holbox, Chiquilá, Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres.

Urge su protección

Es justamente la popularización de este producto turístico que también ha creado problemas serios para la protección de la especie en su estancia en la entidad.

Por ejemplo, de acuerdo con Ricardo Gómez, titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) para la región Península de Yucatán y Caribe Mexicano, la sobreexplotación de turismo ha generado prácticas poco favorables para la especie, con turistas que se acercan mucho al tiburón ballena y lo tocan, lo que representa un peligro, tanto para la especie, como para los visitantes, pues las embarcaciones se acercan mucho.

Pirataje en la prestación de servicios

Este año la Conanp otorgó 240 permisos para la temporada 2018 de avistamiento del tiburón ballena, distribuidos en la zona norte del estado, pero se estima que al menos existen otras 200 embarcaciones que buscan brindarlo sin el permiso de la dependencia federal y sin garantizar la integridad de los visitantes.

El funcionario recordó que el periodo para nadar con el pez más grande del mundo arrancó el 15 de mayo y concluye el 30 de septiembre, y que se espera el arribo de 400 ejemplares del mamífero, entre las islas de Holbox y Convoy.

 

tiburón ballena

 

Comentó que, como cada año, la llegada para el avistamiento del también llamado ‘pez dominó’ obedece a que llegan en busca de plancton, su alimento predilecto, por lo que es un espectáculo natural para visitantes nacionales y extranjeros.

En ese sentido, destacó que la Conanp se ha encargado de preparar y capacitar a los cooperativistas turísticos que ofrecen paseos en lancha, distribuidos en las 240 embarcaciones a las que se les dotó de permisos.

Disfruta y súmate a planes de conservación

Gómez Lozano señaló que además de nadar con esos colosos, los visitantes podrán unirse al esfuerzo de diversos programas de conservación para continuar con la investigación sobre el comportamiento del espécimen y así proteger y preservar al majestuoso animal, que llega a medir hasta 18 metros de largo.

Recordó que el año pasado las autoridades realizaron rondines de vigilancia para detectar posibles embarcaciones que no estuvieran cumpliendo; fueron varios a los que encontraron llevando turistas sin los permisos correspondientes.

Explicó que con mayor vigilancia y control de la actividad, así como menor presión, se lograría que los ejemplares no comiencen a alejarse. Así, la actividad turística dejaría de estar en riesgo y seguiría generando ingresos para los prestadores de servicios.

La temporada del tiburón ballena incrementa la afluencia de turismo a la isla de Holbox, que es uno de los puntos para salir a la zona de avistamiento, así como de Puerto Juárez, Cancún (zona hotelera) e Isla Mujeres.

 

Leave a Comment

*Please complete all fields correctly

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.